La Generalitat trabaja en 22 proyectos con compañías internacionales del campo de los semiconductores que, si se materializan, van a suponer una inversión de 1.600 millones de euros de inversión extranjera y la creación de 1.800 empleos en un período de 2 a tres años. 

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, dió a comprender este viernes las diálogos que se están sosteniendo y ha anunciado la intención de hilar una coalición con todo el ecosistema de los chips instalado en Cataluña, en sus expresiones, entre los ámbitos mucho más activos del sur de Europa.

Un instante clave para la industria

«Disponemos la seguridad de que tenemos la posibilidad de ofrecer un salto adelante para la industria catalana pues contamos enormes infraestructuras y también instituciones de investigación, un ecosistema sólido y diversificado y herramientas públicas para continuar medrando», ha proclamado Aragonès.

La agencia para la competitividad del departamento de Compañía y Empleo, ACCIÓ, que dirige Roger Torrent, fué la responsable de atraer las inversiones enlazadas a los 22 proyectos. La Generalitat quiere impulsar este campo industrial en un instante clave, como lo hace la Unión Europea, con una inversión de 43.000 millones de euros hasta 2030, y el Gobierno de España, que ha publicado un PERTE dotado de 12.250 millones.

Asamblea que tuvo sitio en el Palau de la Generalitat este viernes sobre esto de los recientes proyectos en el ámbito de los semiconductores / DAVID ZORRAKINO – EUROPA PRESS

Los semiconductores en Cataluña

En Cataluña, las 86 compañías que forman una parte del campo de los semiconductores, un factor empleado por el 42,3% de la industria manufacturera catalana, facturan, según ACCIÓ, 160 millones de euros cada un año de manera conjunta. Esta cantidad no tiene presente las inversiones anunciadas por ciertas de estas compañías en los últimos meses.

El 81 % de estas compañías son pequeñas y medianas empresas y el 8 % startups. Un 37,2 % se ocupan al diseño, un 19,8 % a los circuitos electrónicos, un 18,6 % son compañías socorrieres en la cadena de valor, el 14 % se ocupan de la distribución y el 12,8 % a los materiales.