La cooperativa Abacus va a ser la dueña única del club cultural TresC tras cerrar un convenio con el resto del accionariado del emprendimiento para su adquisición al 100%. Tras la adquisición, la compañía va a crear «una enorme interfaz de usuarios de cultura y diversión».

La interfaz TresC nació el día de Sant Jordi de 2006 como una idea de Focus y otras organizaciones, fundaciones y medios para promover el ingreso a la civilización en Cataluña. El resto de impulsores, que se sostenían como inversionistas, fueron Bitó, Magma Cultura, Grup 62, El Periódico y la Federació Llull.

«Escalar el emprendimiento»

El directivo general de Abacus, Oriol Soler, aseguró que la meta es «escalar el emprendimiento» para «llevarlo a cabo mucho más útil a la sociedad como herramienta de ingreso de contenidos culturales de calidad».

Además de esto, puso en valor que TresC «sostiene una red social leal y lo que es necesario es actualizar la iniciativa de valor y el modelo», manteniéndose sin cambios en una primera etapa. Si bien la previsión es comenzar a ingresar noticias desde la segunda mitad de 2023.

Club de descuentos

Sus asociados tienen la posibilidad de asistir a espectáculos y proposiciones culturales exclusivas en toda Cataluña, con descuentos y ofertas destacables.

Al unísono, marcha como una interfaz de comunicación multimedia a fin de que los agentes culturales logren publicitar sus ocupaciones y también recompensar la venta de entradas.