Aigües de Barcelona, la Diputación de Barcelona y Cetaqua han estrenado este lunes el huerto urbano Regreen en la Escuela Industrial, un emprendimiento conduzco que fomenta la utilización de elementos hídricos alternos como el agua regenerada.

Según reportan la compañía y la empresa supramunicipal, con esta idea público-privada se desea probar el potencial del empleo de agua regenerada para la agricultura hidropónica en el ambiente urbano y ayudar a la economía circular en el área metropolitana de Barcelona, «dando una segunda vida al agua para batallar la escasez hídrica».

Ahorro de agua

La agricultura hidropónica radica en el cultivo de plantas usando sustratos minerales en vez de suelo agrícola, lo que deja ahorrar consumo de agua y fertilizantes y conseguir cultivos de alta definición a través de el control de las dosis de nutrientes.

El huerto urbano Regreen, en el recinto de la Escola Industrial de Barcelona / DIPUTACIÓN DE BARCELONA

Este género de cultivos tienen la posibilidad de realizarse en condiciones perjudiciales, como es la situacion de las ciudades, donde el agua y el espacio son pocos, lo que piensa «una enorme virtud en relación a la agricultura a través de riego usual».

La presidenta de la Diputación, Núria Marín, ha defendido que «el agua es un aspecto de inclusión popular», con lo que ve el huerto urbano Regreen como una exhibe prometedora de lo que se puede llegar a hallar a fin de que absolutamente nadie quede excluido.

Por su lado, el asesor encargado de Aïgues de Barcelona, Felipe Campos, ha señalado la utilización del agua regenerada como «la estable apuesta de la compañía, fundamentada en modelos circulares, para llevar a cabo en frente de un contexto de urgencia hídrica que produzca ocasiones de avance sostenible».