La borrasca Gérard va a llegar mañana a Cataluña. El séptimo enorme temporal de la temporada va a traer viento, oleaje, nevadas y lluvias a las 4 provincias catalanas, que van a vivir un descenso en las temperaturas.

Gérard, que se adelanta a la borrasca Fien, puso en alarma por nieve a Barcelona, Girona y Lleida. Estas tres provincias tienen un peligro esencial de nevadas, según los anuncios emitidos por la Aemet.

Múltiples perros en la nieve / EFE

Viento y oleaje

La borrasca asimismo removerá el mar y se estima fuerte oleaje y fenómenos ribereños en Barcelona, Tarragona y Girona, que están bajo riesgo esencial. Los vientos cogerán asimismo fuera, singularmente en Barcelona, Tarragona, que tienen una alarma amarilla.

Tras el paso de Gérard, la parte mucho más desfavorable del temporal invernal corresponderá a la borrasca Fien, sexta de la temporada, que se formará a primeras horas del martes y va a venir acompañada de nevadas en cotas bajas en el centro y mitad norte, donde aun podrían verse copos al nivel del mar.

Nieve en Tarragona durante la ola de frío / EFE

Nieve en Tarragona a lo largo de la ola de frío / EFE

Temporal hasta el sábado

Según un aviso particular de la Aemet, ahora desde este lunes la interacción del fuerte anticiclón atlántico centrado al oeste de Turbes, con la profundización de la borrasca Fien, al sur de las Islas Británicas, va a dar sitio a la intensificación del fluído atlántico del oeste y nordoeste, haciéndolo mucho más fuerte, húmedo y frío. Esta situación meteorológica producirá un temporal de viento y mar en la península y Baleares, y de nieve y lluvia en la mitad norte peninsular, que se sostendrá hasta el sábado.

De esta forma, el martes, 17 de enero, se prevé la irrupción por el nordoeste peninsular de una masa de aire de origen marítimo-polar, friísima, que se extenderá en días siguientes al resto de la península y Baleares, dando rincón a intensos vientos del nordoeste, y precipitaciones que tenderán a ser extendidas, y que adjuntado con un descenso térmico acusado, se van a dar con apariencia de nieve en cotas que tienen la posibilidad de descender bajo los 500 metros con la viable irrupción de una masa de origen ártico en todo el miércoles y del jueves.