Las fuertes ráfagas de viento de ingrediente oeste, provocadas por la borrasca Fien, recorrieron toda la geografía albacetense a lo largo de la día de ayer, con una intensidad en especial alta a lo largo de la madrugada y la mañana, desactivándose la mayoría de notificaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) al caer la noche.

Según especificó el Servicio de Urgencias 112 Castilla-La Mácula, desde la medianoche hasta las 18 horas, se habían atendido 37 incidencias por viento en la provincia, de las que parte importante correspondían a la ciudad más importante y que a dios gracias no provocaron daños personales graves. 

Algo mucho más de diez anuncios llegaron de otros ayuntamientos y motivaron la movilización de efectivos de policías locales o bomberos del Sepei para aclarar calzadas o vías a las que habían caído árboles o elementos de moblaje urbano. No fueron las únicas incidencias, pero muchas otras lograron ser atendidas de forma directa por servicios municipales o de cuidado de zonas verdes, que tuvieron una intensa día de retirada de ramas en las primordiales localidades albacetenses.

Exhibe de la intensidad del viento son los datos recogidos por las estaciones meteorológicas de la red de ayudantes del emprendimiento FrostSE. En hasta cinco de ellas la racha máxima superó los 100 km por hora, siendo el registro mucho más prominente el de Nava de Arriba, pedanía de Pozohondo, con 112. Mientras que, se avisó una agilidad de 110 en Corral Rubio, por 106 en Aguas Novedosas y 101 en El Sahúco (Peñas de San Pedro) y Viviendas Ibáñez. Mientras que, en internet de estaciones oficiales de Aemet, el máximo registrado se dio de madrugada en Albacete, con 98 km por hora, siendo la próxima una racha de 83 en Villarrobledo.

Para la día de el día de hoy, la alarma amarilla por viento solo sigue en las sierras de Alcaraz y#Segura, regiones en las que se aúna otra alarma del mismo nivel por la oportunidad de nevadas, con acumulaciones de ocho centímetros sobre 1.200 metros de altitud. Asimismo la va a haber en La Mácula, si bien con previsión de 2 centímetros amontonados el altitudes superiores a 1.100.