Los Mossos d’Esquadra han detenido un nuevo sobre sospechoso dirigido al consulado de Ucrania en Barcelona. Fuentes del cuerpo autonómico han afirmado que entre las cinco y las seis de la tarde del viernes Correos advirtió esta carta y enseguida lo puso en conocimiento de la policía catalana. 

Los agentes del cuerpo se trasladaron hasta el centro logístico de Correos, donde confirmaron que la carta “no contenía explosivos”, afirman. La policía autonómica ha abierto una investigación y repudia dar mucho más información sobre el contenido del sobre, más allá de que otras fuentes señalan a que podría haber restos animales, como los hallados en otros packs detectados en las últimas semanas en diferentes puntos de España. En verdad, el consulado de Ucrania en la Localidad Condal recibió el pasado 5 de diciembre un sobre con ojos de animales. 

Otras cartas contenían explosivos

La Audiencia Nacional ha abierto una investigación por un presunto delito de terrorismo, ya que ciertas cartas detenidas contenían cargas fulminantes. La primera de ellas, en verdad, hirió a un usado de la Embajada de Ucrania en La capital de españa el pasado 30 de noviembre

Al día después se advirtieron otros tres sobres con contenidos afines en una compañía de Zaragoza, en la base de Torrejón de Ardoz (La capital de españa), en el Palacio de la Moncloa y en el Ministerio de Defensa. Desde ese momento se sucedió el envío de múltiples packs liderados a inmuebles vinculados con Ucrania con ojos y vísceras animales