El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), comparecerá frente al Parlament para argumentar la derogación del delito de sedición y la reforma del Código Penal. De esta manera lo anunció este martes la representante del Govern, Patricia Plaja, una vez que el líder de Junts en la Cámara, Albert Batet, le haya reprochado al president una negociación con el Estado a espaldas del resto de partidos independentistas.

De esta manera, Plaja ha podido confirmar que Aragonès va a dar «todas y cada una de las explicaciones» en el Parlament, mientras que ha defendido que la reforma del delito de malversación, que asimismo solicitan los republicanos, «es requisito pues es requisito lograr realizar todos y cada uno de los cambios probables en el Código Penal que sirvan para limitar al límite la judicialización política por la parte del Estado español».

Contrapartes de la negociación

Antes de esto, Batet había demandado la comparecencia de Aragonès para argumentar la supresión de la sedición, que considera «equívoca» y con «muchas sombras». «Esta modificación del Código Penal vulnera derechos y libertades escenciales y criminaliza las movilizaciones», ha insinuado el gerente de Junts.

También, ha pedido las explicaciones de Aragonès «por respeto a las instituciones» y para entender «qué contrapartes tiene» este cambio en el Código Penal.