Barcelona ha amanecido con pintadas anteriores a la cima hispano-francesa que va a tener sitio este jueves entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el del Gobierno de Francia, Emmanuel Macron, y donde participará asimismo el president de la Generalitat, Pere Aragonès. Arran ha protagonizado estas pintadas en los aledaños de Montjuïc donde se puede leer Nacimos para vencer; ni Francia ni España. Països Catalans Plantemos cada a los estados opresores. 

La Localidad Condal va a ser ámbito de una asamblea muy ansiada por el campo independentista, que se va a estar manifestando en las afueras del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) al estimar que el Gobierno está ejercitando «un acto de ocupación para probar que Cataluña es una parte del Estado y para realizar ver que aquí no hay un desarrollo por la independencia», según la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Dolors Feliu

Llaman a movilizarse

Desde la ANC, Òmnium Cultural y el Consell per la República del fugado Carles Puigdemont llaman a movilizarse por activa y por pasiva desde las nueve frente a las 4 columnas de Puig i Cadafalch, a pocos metros del sitio donde Sánchez se reunirá con Macron. Un acontecimiento al que, paradójicamente, asimismo asistirá Pere Aragonès, mientras que su partido va a estar protestando.  

Letrero de la Antes de Cristopublicitando sus buses «contra la cima franco-de españa» / ANC

«Han trabajado para desmovilizar y romper la unidad, que fueron 2 enormes herramientas para proteger Cataluña frente a un Estado que nos discrimina y nos daña por el hecho de ser catalanes. El día 19, unámonos y movilicémonos para proteger al país frente a unos ilusos sepultureros», expresó Puigdemont en su cuenta de Twitter. 

Frente este llamamiento, desde la ANC han comunicado que facilitarán el traslado de los adeptos secesionistas a la concentración fletando 32 buses. Un número que prevén aumentar en las próximas horas