Los equipos de Australia y estadounidense compartieron la medalla de oro en la final de los 4×100 estilos de los Mundiales de piscina corta que se disputan en la localidad australiana de Melbourne, tras firmar un idéntico crono de 3:18.98 minutos, nuevo récord de todo el mundo.

Una marca que dejó a océanicos y norteamericanos liquidar en 18 centésimas la previo plusmarca universal en posesión de Rusia con un tiempo de 3:19.16 desde el lejano año 2009.

Encuentre mundial que se vio en riesgo desde la 2 primeras postas de espalda y braza en las que Ryan Murphy y Nic Fink pusieron a la cabeza al grupo estadounidense con una clara virtud de 1.16 segundos sobre Italia y mucho más de 2 sobre Australia.

Diferencia que no ha podido preservar para los norteamericanos en la posta de mariposa Julian Trenton, que vio de qué manera el italiano Matteo Rivolta se le aproximaba a menos de medio segundo -0.47-

En verdad, Italia llegó a adelantar al ingresar en el último largo de nado libre, pero en el momento en que todo parecía en predisposición a fin de que Alessandro Miressi llevara a Italia al oro, brotó la impresionante figura de Kyle Chalmers, que con un pasmante final, tocó la pared en primera situación.

Eso sí con exactamente el mismo tiempo -3:18.98- que el estadounidense Kieran Smith que en un último esfuerzo superó al italiano Miressi, que debió conformarse con poder la tercera plaza para el aparato italiano, tras firmar un crono de 3:19.06 minutos, nuevo récord de Europa.