El Cazoo Baskonia no empezó bien la segunda vuelta de la Etapa Regular de la Euroliga 2022-2023 y cayó este martes con mucha claridad por 92-79 frente al Bayern Múnich alemán, que dominó prácticamente de principio a fin utilizando el mal partido ofensivo de los de Joan Peñarroya.

Tras ver frenada su inigualable racha la semana anterior en Berlín, su vuelta a Alemania fue de nuevo desfavorable para los baskonistas, que en esta ocasión no tuvieron opciones en el momento en que, apoyado en su colosal acierto en el triple (14/24), su contrincante se despegó para agregar su tercera victoria sucesiva en el Audi Dome.

No fue el más destacable día del aparato vasco en ataque, más que nada desde la línea de tres (9/30). Markus Howard, más allá de sus 21 puntos, solo seis en el segundo tiempo, no fue en esta ocasión la solución y tampoco tuvo bastante acompañamiento de sus compañeros, al paso que hasta seis players excedieron la decena de puntos en los locales.

El Bayern empezó muy entonado desde el triple. El 3/3 inicial fue un augurio del ‘bombardeo’ que iba a padecer en el primer cuarto un Baskonia, que salió algo despistado y cometiendo demasiadas pérdidas, lo que le logró verse próximamente abajo en el marcador (15-4), una renta que sería clave por el hecho de que ahora jamás ha podido ponerse mucho más por enfrente.

Joan Peñarroya paró el partido y metió en la pista a Markus Howard, cuya presencia avivó a los suyos. Su primer triple y otro de Hommes devolvieron próximamente al choque al grupo baskonista (19-14), pero los de Andrea Trinchieri, apoyados en un increíble 8/9 desde la línea de tres, neutralizaron el efecto del base visitante y volvieron a controlar cómodamente en el final de los diez primeros minutos (34-24).

El Baskonia supo espabilar en defensa y apretó en defensa para frenar a los locales, que no anotaron en los 4 primeros minutos y ahora menos atinados desde el triple. Y exactamente desde ahí surgió Howard, que con 2 sucesivos, puso al grupo vitoriano muy cerca (34-33).

No obstante, le volvió a faltar continuidad, especialmente cuando Peñarroya dio reposo a su mejor anotador (15 puntos), lo que se tradujo en tres minutos sin realizar una canasta. El Bayern no lo desperdició para regresar a despegarse y llegar con mejores experiencias al mismo tiempo de reposo (52-44), anotando ahora un punto mucho más que en su derrota en el Buesa Arena (78-53).

De ahí no volvió mejorado el Baskonia, que se quedó atascado ofensivamente y acabó por perder la estela de su contrincante. El triple fue un lastre en el altercado baskonista (1/7) y tampoco ha podido asistir al salve esta vez Howard, desacertado como el resto del aparato y sin conseguir relevo en la anotación.

El Bayern sí tuvo acierto y de a poco salió escapando en el electrónico, con un Walden atinado desde el triple. El base estadounidense firmó 2 para ponerle las cosas muy cuesta arriba a los visitantes de cara a los diez minutos finales (75-60).

No obstante, los triples prosiguieron lloviendo en el Audi Dome en pos de los de Trinchieri para rozar la veintena de virtud (81-62), instante que llegó un amago de reacción vitoriana con un parcial de 0-7, un espejismo por el hecho de que el Bayern no se descompuso y contestó con uno idéntico para vivir un final plácido.