Blackrock, entre los mayores inversores institucionales de todo el mundo consolidó su situación de accionista de referencia de Caixabank con la adquisición de cerca de 90 millones de acciones de la entidad en las últimas semanas que, al lado del aumento de su situación en derivados, ha alto su peso en el capital del banco sobre el 5%

Desde la última vez que la firma de inversión estadounidense publicó su situación en Caixabank, recientemente mucho más de 12 meses, Blackrock ha aumentado en 1,4 puntos su participación en la entidad que encabeza José Ignacio Goirigolzarri con apariencia de acciones, para pasar del 3% al 4,4% proclamado últimamente.

En la mayoría de los casos, en acciones

Esta maniobra se ha ejecutado merced a la adquisición en el mercado de 88,3 millones de acciones, valoradas a costes recientes en unos 345 millones de euros.

Además de esto, la situación de Blackrock en Caixabank asimismo se ha alto con el refuerzo de nuevos CFD, que equivalen a algo mucho más de un 0,6% del capital, según con lo reflejado en la comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por vez primera

Como producto de estas compras, la participación declarada de Blackrock en Caixabank sobrepasa el umbral del 5%, lo que ha animado que el banco estadounidense haya actualizado los datos al organismo supervisor. 

Hablamos de la primera oportunidad que Blackrock consigue una participación tan elevada en el mayor banco de España por activos. Antes la fusión con Bankia, el inversor sostenía una situación levemente sobre el 3%, que sostuvo tras el canje de acciones derivado de la operación, ya que asimismo tenía una participación importante en la extinta entidad participada de manera mayoritaria por el Estado.

Efecto de la amortización 

El impulso de la participación de Blackrock en Caixabank asimismo hay que, si bien en menor proporción, a la última reducción de capital anotada en el registro a consecuencia de la amortización de las acciones que el banco tenía en autocartera como resultado del programa de recompra de 1.800 millones de euros que ejecutó entre mayo y diciembre de 2022.

Esta situación asimismo va a hacer que se eleven las participaciones de los 2 primeros inversionistas de Caixabank, la Fundación Bancaria La Caixa, que pasó a detentar un 32,2% en oposición al 30,01% previo a la amortización; y el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Organizada Bancaria (FROB), cuya participación representa en este momento un 17,3%, en contraste con el 16,11% previo.

Cerca de 1.300 millones

Ninguno de los 2 primeros asociados del banco está obligado a concretar su novedosa situación ya que no ha traspasado entre los umbrales contemplados en la legislación sobre el mercado de valores. 

La participación de Blackrock en Caixabank mediante acciones está valorada en cerca de 1.300 millones de euros, a costos recientes de mercado.