El consejo de administración de Caixabank ha acordado la amortización de las acciones que adquirió en el programa de recompra que puso en marcha en la época del ya transcurrido mes de mayo, en el momento en que presentó a los mercados los datos de su plan estratégico 2022-2024.

La operación se realizará a través de una reducción de capital de 558,5 millones de acciones, que equivalen al 6,92% del total antes de ejecutarse la amortización.

La Fundación y el Estado ganan peso

A consecuencia de esta maniobra, ahora sosprechada desde el principio de las recompras, el capital de Caixabank se reducirá en esta proporción, lo que elevará de manera automática la participación de los presentes inversionistas del banco, entre aquéllos que resaltan la Fundación Bancaria La Caixa y el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Organizada Bancaria (FROB)

De este modo, la Fundación va a pasar a tener un peso de algo mucho más del 32% en Caixabank, desde el 30,1% que tiene proclamado hoy. Mientras que, el FROB elevará su participación al 17,3%, con lo que entre los dos sumarán un porcentaje muy próximo al 50%. 

Exceso de capital

La operación tuvo como propósito llenar la remuneración al accionista, para lo que el banco ha designado una parte de su exceso de capital tras la fusión con Bankia.

A lo largo de la última presentación de desenlaces de Caixabank, su asesor encargado, Gonzalo Gortázar, se mostró satisfecho con el avance y resultado del programa de recompra y dejó la puerta abierta a repetirla, si bien aclaró que en ningún caso sería en un corto plazo.

Relevo de John Reed 

Además de esto, el órgano ejecutivo de la entidad financiera asimismo ha acordado el ascenso de Eduardo Javier Sanchiz como nuevo asesor coordinador, en substitución de John Reed.

La designación, aprobada tras el informe conveniente del comité de nombramientos y sostenibilidad, se genera a consecuencia de que Reed no renovará su orden como asesor en la próxima junta de inversionistas, ya que está cercano a cumplir los 12 años como sin dependencia, el máximo sugerido por los códigos de buen gobierno.