Caixabank prevé un invierno a nivel económico mucho más conveniente de lo que se espera en Europa. No obstante, cuando menos tres países del conjunto de naciones van a entrar en recesión este año: Italia y Alemania, cuya economía va a caer un 0,3%, y Reino Unido, que se contraerá entre un uno y un 1,5%.

España medrará sobre el 1% y, en verdad, el banco va a mejorar en las próximas semanas sus previsiones por un encontronazo menor de lo que se espera de la crisis energética. En lo que se refiere a la inflación, el país va a cerrar el año con una subida de costos agregada del 4,5%, mucho más baja que en los últimos un par de años pero que comportará una exclusiva pérdida de poder de compra para los trabajadores.

Debilidad económica

Oriol Aspachs, directivo de Economía De españa de Caixabank, ha publicado estas previsiones desde el acontecimiento turístico Barcelona Is Back, ordenado por la asesoría Horwath HTL. Pero ha matizado que la situación de hoy impide llevar a cabo pronósticos precisos y que unicamente se tienen la posibilidad de investigar los niveles mucho más probables.

El analista ha adelantado que la debilidad observada en el segundo período de tres meses de 2022 «va a insistir a lo largo de parte importante del año en curso». He descartado tasas de desarrollo altas pero asimismo una recesión profunda, extendida y persistente. Preocupa la evolución de China, por el encontronazo de la pandemia y de los peligros de pinchazo inmobiliario.

El consumo, estancado

Los últimos datos de España han asombrado, en tanto que la economía se ha salvado del decrecimiento aguardado para el último período de tres meses. Según Aspachs, donde se apreciará mucho más el estancamiento es en el consumo de los hogares, que es enclenque.

No obstante, no ha caído, primordialmente por la buena evolución del empleo y por el menor temor a perder el trabajo en comparación con otras crisis. Para compensar la debilidad del consumo, directivo ha apuntado que va a ser un «buen año» en inversiones y gasto público, de manera especial por la mayor activación de los fondos Next Generation.