El conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, ha convocado a los directivos de todos y cada uno de los institutos que han recibido una resolución judicial para cumplir el 25% de español en las salas. El departamento desea reunir a los representantes de los centros para persuadirles de que tienen que acatar las novedosas leyes del catalán y, por consiguiente, sacar el porcentaje. 

Hasta el momento, 27 academias aplicaban el 25% y solo ocho dejaron de llevarlo a cabo siguiendo las observaciones del Govern. Según fuentes de la Reunión por una Escuela Políglota (AEB), una novena escuela se lo expone, si bien aún no tomó ninguna resolución sobre esto. El resto, en la actualidad, sostienen la medida judicial para no incumplir la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Imagen de la marcha de Escuela para Todos en Barcelona / EFE

Imagen de la marcha de Escuela para Todos en Barcelona / EFE

Presión del ‘conseller’

La presidenta de la entidad que protege el bilingüismo, Ana Losada, ha lamentado que el conseller desee reunir a los directivos de los institutos para «coaccionarles». Con Cambray va a estar un gerente de la inspección didáctica que «tranquilizará» a aquellas direcciones que hayan infringido la orden del TSJC para acatar la del Govern y «prometerles que les resguardarán». «Pero que no les quepa duda: los que están desacatando, van a pagar las secuelas», añade la líder de la interfaz de familias. 

Además, la AEB demanda «presiones muy enormes» por la parte de la Conselleria a esos institutos que no están prestos a contrariar al tribunal. En este sentido, Losada informa de que van a estar «observadores» y no dejarán que se prosiga «amedrentando» a los que desean que, en Cataluña, se dé una materia mucho más en castellano. 

«Seremos duros con los que han desacatado y protegeremos a esos que se estén sintiendo presionados», recalca. 

Hasta el momento en que el juez afirme lo opuesto

El pasado 1 de septiembre, Cambray avisó a los centros mediante una carta que debían ignorar la orden del TSJC y, por consiguiente, remover porcentajes en la educación. Recordaba que las novedosas reglas del catalán establecen “criterios pedagógicos” para fijar el idioma en que se dará la asignatura y les ordenaba terminar con el porcentaje.

No obstante, las academias que hicieron oídos suecos a los avisos del Departamento afirman que sostendrán la hora plus semanal de español en las salas hasta el momento en que no tengan la orden del juez que les indique lo opuesto, así como comentan desde las direcciones a este medio. Además de esto, requieren “mucho más seguridad, no saltos al vacío”.