Castilla-La Mácula se encuentra dentro de las cinco comunidades que en 2021 no avisaron ningún aborto en centros sanitarios públicos, al lado de La capital de españa, Extremadura, Murcia y Aragón.

Según los datos publiicados por el Ministerio de Sanidad, en España hubo en el año 2021 un total de 90.189 interrupciones voluntarias del embarazo (IVE), 1.920 mucho más que el año previo, el de la pandemia, de los que solo uno de cada seis (cerca de un 16 %) se practicó en centros públicos.

Cerca del 85% de los abortos fueron en centros privados 

Según los datos que este martes ha anunciado el Ministerio de Sanidad, del total de intervenciones, el 13,61% se causó en centros de salud (de ellos, el 7,34 % privados y el 6,27 % públicos) y el 86,39% se derivó a centros acreditados para la interrupción del embarazo, de los que el 76,99% fueron privados y solo el 9,4 % fueron públicos.

Esos datos suponen que el 84,33% de las intervenciones se hicieron en 2021 en centros privados, sean concertados o no. Los abortos fueron practicados en un total de 210 clínicas autorizadas, tres mucho más que el año previo.

La Rioja, no obstante, es la única red social que no ha notificado abortos en centros privados.

Según se desprende, la tasa de IVE en 2021 fue de 10,70 por cada 1.000 mujeres entre 15 y 44 años, en frente de los 10,30 de 2020 y los 11,53 de 2019. Excluyendo el año 2020, el del comienzo de la pandemia, es la tasa mucho más baja en los últimos diez años.

La mayoría de los abortos voluntarios sucedió a lo largo de las primeras semanas del embarazo. De esta forma, el 72,42 % se asentaron antes de la octava semana de gestación, un 22,46 % entre la semana 9 y la 14, el 4,96 % entre la 15 y la 22 y el 0,16 % desde la 23.

Mucho más del 90% de abortos fueron a solicitud de la mujer 

En lo que se refiere al fundamento de la interrupción, la enorme mayoría (el 90,98%) fue a solicitud de la mujer, el 5,58% por grave peligro para la vida o la salud de la mujer y el 3,12 % por peligro de graves anomalías en el feto.

En lo que se refiere al empleo de anticonceptivos, según los datos 38.906 de las 90.189 mujeres que abortaron afirmaron que no usaban ninguno.

Por comunidades autónomas, Cataluña (13,42), La capital española (11,90), Baleares (11,56), Asturias (11,50), Murcia (11,46) y Andalucía (11,18) son las que muestran las tasas mucho más altas, al tiempo que Ceuta y Melilla (1,79), Galicia (5,37) y la Rioja (6,17) son las que dan las cantidades mucho más bajas.

El 65,35 % de las mujeres que eligieron terminar a su embarazo en 2021 no había abortado previamente, al paso que el 22,89 % de ellas ahora había tenido un aborto voluntario y el 7,40 % había tenido 2. Un 47,69 tenía ahora hijos.

Mucho más de la mitad de las mujeres (53,97 %) eran trabajadoras por cuenta extraña, un 20,90 % no tenían empleo y un 12,86 % estaban aprendiendo.