Catalana Occidente ha anunciado a los sindicatos un plan que prevé la salida facultativa de entre 400 y 550 trabajadores de su negocio clásico en España, esto es, uno de cada cinco de sus 2.400 usados en esta actividad.

El conjunto asegurador se ha reunido este miércoles con los sindicatos para comenzar el periodo de tiempo de información del plan, que se desarrollará durante un par de años. La idea quiere conseguir una «mejor adecuación organizativa» de cara a la futura unificación societaria del negocio clásico, sosprechada para finales de 2023.

Personal de composición

La idea se enmarca en el desarrollo de simplicidad corporativa que la compañía inició hace unos años con la integración de sus interfaces operativas y de servicio y que proseguirá con la unificación de Seguros Catalana Occidente, Agregado Ultra Seguros, Seguros Bilbao y GCO Reaseguros el próximo ejercicio.

La iniciativa de salidas voluntarias se enfoca de forma exclusiva en el personal de composición, sin que, según la compañía, haya ninguna afectación en la prestación de servicio, la atención al usuario ni en las redes de mediación.