La regidora de Barcelona, Ada Colau, ha lamentado este jueves haber contestado «con un tono bastante duro» a una estudiante de periodismo de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) en el momento en que esta le ha preguntado por su forma de vestir en el transcurso de un acto en el campus de Comunicación ordenado por Diari de Barcelona.

La joven ha preguntado educadamente a la líder de los recurrentes sobre su cambio de estilo, desde en el momento en que era activista hasta en este momento que es regidora. La estudiante ha recordado que Colau, en sus comienzos, vestía con «camisetas reivindicativas, y en este momento transporta una ropa «mucho más formal», y le ha interrogado si eso debía algo ver con una moderación de sus ideas o a una maduración política.

«Está fuera de rincón»

«Comprendo la intención de el interrogante, pero me sabe mal que una mujer me pregunte por mi forma de vestir y no la responderé, francamente. Sobre de qué manera me visto y clasificar como me visto, pienso que está fuera de sitio. Me visto como me venga en gana«, ha espetado Colau.

Al terminar el acto, y tras ver que la estudiante lloraba, Colau se ha acercado a la joven y le ha pedido excusas por su brusca contestación. «Me sabe mal haberte respondido tan impulsivamente».

«No me agrada herir a absolutamente nadie»

En un mensaje en Instagram posterior, la regidora explicó que ha respondido impulsivamente y que le ha pedido perdón a la pupila: «Si bien cada una tenga sus causas, no me agrada en ningún caso herir o llevar a cabo sentir mal a absolutamente nadie».

La regidora de Barcelona, también, ha lamentado recibir comentarios sobre su forma de vestir y su fachada física a lo largo de los ocho años que transporta en el cargo, un hecho que afirma que «no había pasado jamás con ninguno de los otros alcaldes» que la han antecedido.