El coordinador regional de Izquierda Unida, Juan Ramón Crespo, que ha lamentado el retardo que, a su juicio, tiene la elaboración de una candidatura de confluencia a la Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mácula, se mostró partidario de recurrir a las primarias caso de que no haya consenso entre las distintas opciones políticas que vayan a converger en el momento de seleccionar candidato.

A lo largo de la rueda de prensa que ha brindado este martes para enseñar la candidatura del edil de IU Txema Fernández a dirigir la confluencia a la Alcaldía de Toledo, ha detallado que a nivel regional como municipal, se están escogiendo aspirantes basado en la elaboración de un programa electoral, para después llegar a un consenso, «o si no, de manera democrática, escoger a los aspirantes o aspirantes que deberán proteger ese programa de unidad habitual».

«En el momento en que hay diferencia de pareceres, la multitud vota. En labras a esa ilusión que pretendemos hacer, lo favorable y lo idóneo sería que lleguemos a un consenso. Pero si no, lo mucho más lógico es que todos y cada uno de los que formamos parte en el desarrollo de elaboración de proposiciones tengamos la opción de escoger y de ser escogido. Por ende, las primarias serían una alternativa perfecto para cualquier solución de enfrentamiento o bloqueo que nos tengamos la posibilidad conseguir», dejó caer Crespo.

Apoyaría a Page «si cambia sus políticas»

El coordinador regional de Izquierda Unida, Juan Ramón Crespo, ha asegurado que su capacitación apoyaría a Emiliano García-Page a fin de que fuera presidente regional si este se aviene a mudar las políticas «en beneficio de la mayor parte popular» de Castilla-La Mácula, acompañamiento que retirarían en el caso de incumplir lo pactado.

Crespo ha reaccionado así tras ser preguntado a lo largo de la rueda de prensa que ha brindado este martes en Toledo por las expresiones del candidato de Tenemos la posibilidad de a la Presidencia de Castilla-La Mácula, José Luis García Gascón, que ha adelantado que de ser indispensable como bisagra para ofrecer el liderazgo del Ejecutivo a Emiliano García-Page, vetaría la opción del presente presidente y también instaría al PSOE a designar a otro candidato si desea tener un hipotético preciso acompañamiento.

«Respeto lo que afirme García-Gascón, pero lo que debemos ver son las políticas que se hacen. Yo sé que somos muy desanimados, y no ofrecemos sucesos, pero lo esencial no es que sea García-Page o Guijarro. Lo esencial es la política que vaya a realizar ese presidente. Por ende, lo que hay que negociar son las políticas», ha insistido.

«Lo que condiciona el acompañamiento van a ser las políticas, no un individuo», dijo Crespo, que preguntado si apoyaría al PSOE caso de que el Gobierno regional no cambiara las políticas que IU repudia, ha asegurado que su capacitación charla «de mudar» y no de realizar «una política de seguidismo».

«No es cuestión de sillones, ni de que nos metemos ahí si no influimos. IU va a entrar, y va a ser la apuesta que realice a la confluencia, si hay cambios substanciales en las políticas del Gobierno regional. Y si no se hacen esos cambios substanciales, nos saldríamos del Gobierno y no mantendríamos el acompañamiento. Esto lo poseemos completamente claro, no haría falta consultarlo con absolutamente nadie».

Repreguntado sobre la oportunidad de que ajeno de ese cambio de políticas, IU apoyaría a García-Page como presidente, ha defendido que apoyaría al presidente que planteara el partido mucho más votado «si hay un cambio de políticas en beneficio de la mayor parte popular en la zona».

Mencionado lo anterior, ha insistido en que apoyarían a ese candidato «si hay políticas para recobrar los servicios privatizados, si la Atención Principal, la educación o el transporte público son los correctos, y en el momento en que nuestra gente no se concentre en 4 puntos de Castilla-La Mácula y se reparta en todo el territorio. Pero si eso se infringe, retiraríamos el acompañamiento», terminó advirtiendo.

Lamenta el retardo en la confluencia 

Preguntado por los plazos que se han marcado para este desarrollo, ha defendido que el período es el 28 de mayo y «vamos tarde». «Esta tarea la deberíamos haber hecho bastante antes. Los tiempos y los ritmos no son los que uno desea, sino más bien los que está», ha culpado.

«Hay que llevarlo a cabo a la mayor brevedad, pues contamos bastante que argumentar a los ciudadanos de Castilla-La Mácula, que hay otra forma de realizar política», dijo el líder de IU, que ha detallado que en las negociaciones para enseñar esa candidatura de unidad, tanto a nivel municipal como regional, están Equo, Mucho más País, PCAS y Tenemos la posibilidad de.

«Pero la coalición que deseamos realizar no solo es con partidos, asimismo con esa una parte de la sociedad que se movilizó con la ilusión de mudar políticas viejas».

«Muchas esperanzas» en las autonómicas

Preguntado por las esperanzas «reales» que esa coalición tiene la posibilidad de tener, tras determinar que la política «da vuelcos tremendos», ha precisado que en la zona aún no se han anunciado ninguna encuesta que sondee la opinión sobre una confluencia de partidos a la izquierda del PSOE.

En este punto, Juan Ramón Crespo se ha referido al último sondeo del CIS en la zona, que sin agarrar la opinión sobre esa candidatura unitaria pues no existía en el momento en que se efectuó el sondeo, da una horquilla de 0 a 4 a IU-Unidas Tenemos la posibilidad de, algo que a su comprender «abre esperanzas terribles».

«Pensamos que hay considerablemente más opciones de conseguir el resultado del último CIS. Pero nuestro mensaje debe llegar a la sociedad, por el hecho de que todavía no lo hace de manera clara. Hay partidos que tienen la aptitud y la oportunidad de estar en campaña electoral ya hace bastante tiempo. Nosotros no. De ahí que, lo antes posible mejor, por el hecho de que disponemos bastante que argumentar», ha insistido.

Tras garantizar que el PSOE no ha amado mudar la presente ley electoral de Castilla-La Mácula pues «quiere meter temor» y probar que sigue en el poder pues sus políticas son las «únicas probables», ha señalado la fuerza de esa candidatura de «frente habitual» a fin de que la sociedad castellanomanchega «no deba resignarse» a las presentes políticas de Emiliano García-Page.

No asegura si liderará candidatura de IU

Preguntado sobre si se ve candidato de la confluencia por IU, solo ha asegurado estar predisposición de lo que su organización «disponga».

«Si nos comentan que demos un paso adelante, vamos a estar ahí. Si no, estaríamos engañando a nuestro partido y a la sociedad».