El futbolista Dani Alves ha salido detenido de la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Les Corts de Barcelona tras asistir a declarar, siendo acusado de atacar sexualmente a una mujer en la disco Sutton el 30 de diciembre.

El jugador ha acudido a comisaría a la primera hora de este viernes y ha salido detenido en un vehículo policial unos minutos tras las diez de la mañana. En su declaración, el defensa ha negado los hechos de los que se le acusa.

Predisposición judicial

Según Europa Press, la patrulla lo transporta hasta la Localidad de la Justicia de la Localidad Condal, donde va a pasar predisposición judicial. Va a ser el juez quien va a decidir sobre su situación provisional mientras que se instruye la causa.

Un par de días tras la supuesta agresión sexual, la mujer denunció al futbolista por los hechos. La demanda está judicializada y en etapa de instrucción, según explicó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Alves niega los hechos

El miembro del Pumas mexicano ha negado los hechos a lo largo de su declaración, como ahora logró el 5 de enero en el momento en que envió un vídeo defendiéndose al programa Y en este momento Sonsoles en el que se desmarcaba de las acusaciones. Alves negó ser un «atacante» y aseveró no saber «a esa muchacha». Sí reconoció haber estado en la disco Sutton esa noche del 30 de diciembre. 

Imagen de Sutton, entre los clubes icónicos de Barcelona / CG

«Sí estuve en ese ubicación, con mucho más gente, gozando. Y quien me conoce sabe que me chifla bailar. Estuve bailando y gozando sin irrumpir el espacio del resto. No sé quién es esa señorita«, confirmaba. 

Por su lado, la mujer presentó una demanda el 2 de enero frente a los Mossos d’Esquadra donde logró constar haber sufrido tocamientos por la parte interior de la lencería en entre los baños de ese local de ocio nocturno, emplazado en la calle Tuset.