Mataró se encuentra dentro de los ayuntamientos mucho más perjudicado por los okupas de toda Cataluña. El alcalde, David Bote, dió pasos para solucionar este inconveniente, pero es requisito que se adopten medidas mucho más firmes con tal de eludir que los vecinos queden desprotegidos y deban tomarse la justicia por su mano para echar a los intrusos de sus hogares.