Seis hombres, de entre 23 y 38 años, fueron detenidos como supuestos autores de los delitos de hurto dentro de vehículo, daños, robo de empleo vehículo, hurto fuertemente en interior de vehículo, conducción imprudente y atentado contra los agentes de la autoridad y lesiones.

Los hechos sucedieron el pasado 10 de enero, en el momento en que un sargento de los Mossos, que se encontraba fuera de servicio, advirtió en la carretera B-10, a su paso por el Prat de Llobregat, a un turismo y una furgoneta con las matrículas tapadas y cuyos conductores circulaban con la cara tapada con un pasamontañas. El sargento los prosiguió de manera prudente mientras que iba comunicando de todos y cada uno de los movimientos, hasta el momento en que llegaron a Badalona y accedieron al aparcamiento de una nave industrial.

Procuran escapar embistiendo los turismos policiales

Múltiples patrullas de los Mossos de las comisarías de Badalona y de Sant Adrià de Besòs se trasladaron al rincón y cercaron la nave. Acto seguido, un vehículo con tres ocupantes penetró en el interior a alta velocidad, impactando en múltiples oportunidades contra los cochhes policiales que estaban puestos estratégicamente en el exterior, con la intención de huír y atropellar a los policías.  

Fruto de estos impactos, el vehículo se averió y sus tres ocupantes debieron evaluar la fuga caminando, pero fueron detenidos y detenidos. Simultáneamente, otros efectivos entraron en la nave donde se encontró y detuvo a tres personas mucho más. 

Un considerable alijo 

Una primera inspección de la nave dejó conocer un sinnúmero de elementos robados. Entre ellos, televisores, cajas de material deportivo y una furgoneta que había sido sustraida días antes en Vilassar de Dalt.

La Unidad de Investigación de la comisaría de Badalona se realizó cargo de las indagaciones y ha podido saber que los elementos procedían de tres latrocinios y robos a camiones llevados a cabo los días 7 y 10 de enero en Cardedeu, GavàLlinars del Vallès, mientras que estaban estacionados en áreas de servicio. Exactamente, el hurto en Gavà se causó 15 minutos antes que el sargento fuera de servicio detectase los vehicles en el Prat de Llobregat. Todos y cada uno de los detenidos pasaron predisposición del Juzgado de Instrucción en funcionalidades de guarda de Badalona y el juez dictaminó la independencia con cargos.