Pese al riesgo que acarrea y de las sanciones que se imponen, todavía prosigue habiendo ciudadanos que cogen el turismo tras haber bebido. Ayer, los agentes de la Policía Local de la región advirtieron a otros 2 conductores ebrios, en un control rutinario de alcoholemia. Entre los infractores fue denunciado, al tiempo que el otro fue sancionado administrativamente.