Una condena que se ha inspeccionado en Localidad Real tras la entrada en vigor de la ley del ‘solo sí es si’ ha rebajado en un año la pena a un atacante sexual, según ha adelantado la consejera de Igualdad de Castilla-La Mácula, Blanca Fernández, quien ha pedido a la ministra Irene Montero «con el corazón en la mano» una reflexión «profunda» y una revisión de lo que atañe a las penas.

En una comparecencia en las Cortes de Castilla-La Mácula, antes de comparecer en la Comisión de Economía y Capitales para reportar de su presupuesto para 2023, la consejera ha señalado que hasta ayer no tenían conocimiento de ningún caso en la red social autónoma pero ahora saben de un caso en Localidad Real.

«Vuelvo a reiterar la solicitud que he hecho a la ministra, con el corazón en la mano», ha señalado la consejera quien ha pedido una «reflexión profunda» de la ley puesto que por norma general es «espléndida» pero debe examinarse lo que perjudica a las penas.

Explicó que esta ley brotó tras la movilización de la ciudadanía tras la «atroz violación de la manada», y ha apuntado que la población y los políticos respondieron «pero no para bajar las condenas» a los atacantes.