El exdirigente de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, ha asegurado este miércoles que el giro al independentismo de la extinta Convergència i Unió (CiU) se debió a la «intención de proseguir en el poder» del expresidente Artur Mas. La coalición política entre Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y Unió se rompió en 2015.

«¿Quién nos gana votos? Nos gana votos ERC. ¿Qué alegato hace ERC? El independentista. Hagamos exactamente el mismo alegato y de esta forma no vamos a perder votantes», ha contado el asesor sin dependencia de Aena en una entrevista en La 2. Además de esto, aseguró que «jamás va a poder volverse a llevar a cabo la Convergència i Unió de antes».

Giro al independentismo

El expresident ha salido al paso de estas afirmaciones en otra entrevista concedida esta mañana en televisión3. Mas ha negado las acusaciones del exlíder de Unió recordando «las secuelas del lote difícil donde nos metimos».

También, ha relacionado el cambio de guion en Convergència al agotamiento, a su juicio, del «paseo» para progresar la autonomía.

Adelanto electoral en 2012

Según el exmandatario, las indagaciones policiales y judiciales contra CDC desencadenadas tras el comienzo del procés prueban que «charlar de cortina de humo es absurdo». “Nos habríamos ahorrado un montón de inconvenientes”, ha apostillado, entre aquéllos que ha nombrado el espionaje con el programa Pegasus.

Sobre el adelanto electoral de 2012, ha aducido que fue exactamente Duran i Lleida quien le animó a festejar los comicios en el momento en que todavía quedaban un par de años de legislatura: «En el momento en que decidí adelantar las selecciones al Parlamento de Cataluña en 2012 con el término del derecho a tomar decisiones, entre las primeras personas con quien yo charlé para comprender si hacía falta adelantar o no las selecciones es el señor Duran».

‘Caso 3%’

En relación a los supuestos casos de corrupción que afectan a la vieja federación, Mas ha considerado «prácticamente irrealizable» manejar los métodos de concesión de contratos públicos. «Los tesoreros de los partidos no tienen aptitud de modificar las adjudicaciones públicas», ha asegurado.

De esta manera, ha instado a «probar que se alteraron las adjudicaciones públicas a fin de que en vez de que ganara uno ganara otro, y esto hasta el día de hoy no se hizo». En sus expresiones, dijo que de probarse él denunciará públicamente a los que intervinieron.