Desde la Asociación Catalana de Guarderías avisan de que llevar a estos inferiores a ‘academias de mayores’ no es una gran idea y se sienten «desilusionados» por el hecho de que Cambray les prometió lo opuesto