El Athletic Club, generador de sobra juego y ocasiones pese a no realizar un enorme partido, desperdició la ocasión que se le presentaba de regresar a los puestos de Liga de Vencedores en los que llegó al parón liguero por el Mundial empatando sin tantos frente Osasuna en San Mamés.

Fue un ejercicio de impericia y también ineficacia de los ‘leones’ en un partido que dominaron de principio a fin a un contrincante que pareció encantado todo el desafío con el punto que le daba el 0-0 inicial.

Aún de este modo, el grupo comandado por Jagoba Arrasate tuvo en el final, en el minuto 89, la enorme ocasión del acercamiento, un balón a la espalda de la defensa local donde se han quedado solos enfrente de Unai Simón Pablo Ibáñez y Kike García. Pero el misión en todo el mundo probó su jerarquía abalanzándose sobre el balón y también impidiendo que lo tocaran los 2 delanteros visitantes.

Ahí salió la ocasión que evitar un 0-0 amargo para el Athletic, que perdió la posibilidad de regresar no solo a región ‘Champions’ sino más bien aun de regresar a los puestos de europa, y dulce para un Osasuna que prosigue en el corte de la riña continental de la tabla si bien sin hallar remontar al grupo bilbaíno.

Empezó sin bastante ritmo un partido en el que, sin embargo, veloz se realizó con el dominio el Athletic. Que no paró de llegar al área contrincante, si bien sin cerrar solamente riesgo real en la multitud de oportunidades en las que se plantó en la de adelante o en las bandas con opciones.

Raramente, los de Valverde tuvieron su primera ocasión al contraataque, en un balón a la espalda de la defensa que condujo por la banda derecha Sancet, que tenía un primer pase a Nico pero prefirió aguardar a Guruzeta, que no conectó desde la de adelante con tiento.

Yuri procuró asombrar de lejos a Aitor, que respondió bien, y De Marcos llegó a la línea de fondo con opciones, pero el misión criado en Lezama asimismo estuvo atento para agarrar su centro.

Desde el primer cuarto de hora el partido se realizó anodino, en el dominio total de los locales, si bien Osasuna conminó con un saque de banda hacia Budimir que enredó a la defensa local hasta el momento en que apareció De Marcos ara eludir que Darko rematase en el área pequeña.

Superada la media hora, los locales volvieron a cerrar unos cuantos buenas ocasiones que sí estuvieron a puntito de explotar Nico y Guruzeta. Al joven en todo el mundo salió un tanto desviado el enésimo tiro desde el borde del área que no fueron capaces de mandar entre los tres palos él y sus compañeros.

‘Guru’ sí halló portería en un balón suelto que le cayó en el área que había peleado Sancet, pero Aitor dejó claro que reaccionar como un felino bajo palos es una de sus primordiales características.

La segunda mitad, mucho más igualada en el juego, no mejoró a la primera y solamente unos centros sin remate del mayor Williams, De Marcos, Muniain y Yuri hicieron algo de riesgo en el área. Osasuna lo procuró con un tiro de Tostó que, si bien le salió muy desviado, acabo en córner.

Ahora con Berenguer y Muniain, al que se le echaba de menos, el Athletic se lanzó al área visitante, donde Iñaki Williams recordó que la definición no es lo propio errando 2 buenas oportunidades frente Aitor.

Asimismo entraron al campo Raúl García y Villalibre, pero no modificaron las cosas en el altercado bilbaíno y fue Osasuna el que dispuso de la ocasión para ganar. Pero Unai Simón dejó claro por qué razón es en todo el mundo.