El encargado del Gobierno de España, Francisco Tierraseca, acompañado de la concejal de Atención a las Personas, Juani García, tal como del vicepresidente provincial Juan Ramón Amores, han complacido que el autobús del Gobierno de la nación que comunica a la población sobre el Ingreso Mínimo Escencial (IMV) visite el día de hoy la localidad de Albacete, en el paseo que viene haciendo por toda la geografía de españa, para arrimar esta renta básica a la gente bajo riesgo de exclusión popular.

Amores resaltó el ingreso de este recurso tan esencial por la parte de la población, un recurso dijo «que da dignidad a quienes lo reciben, prácticamente 14.000 adjudicatarios en la provincia de Albacete».

La atención a la población de este autobús, en la tercera parada que efectúa en la red social autónoma, tras conocer Toledo y Localidad Real, se va a hacer a lo largo de hoy de 9 a 14 horas, por la mañana, y tras un receso de una hora a fin de que el plantel del mismo logre comer, reanudará su actividad de 15 a 18 horas por la tarde.

Tierraseca recordó que la meta de esta idea «es reportar de esta prestación que nació en el año 2020 a lo largo de la pandemia, pero asimismo para acompañar a quienes tengan derecho a esta prestación».

El angosto del Gobierno reconoció que el IMV «no es una pura prestación económica, sino se abarca en las políticas proclives a resguardar a esas personas bajo riesgo de exclusión, pero más que nada, es un aspecto básico de justicia popular por la parte del Gobierno de España».

En este preciso momento en Castilla-La Mácula son adjudicatarias un total de 62.000 personas en la zona, y de ellas prácticamente la mitad son inferiores.