Cazoo Baskonia va a dormir colíder de la Euroliga con otros 4 equipos, tras sobrepasar a la Virtus de Bolonia por 90-79, en un partido que controló prácticamente a lo largo de los 40 minutos y en el que sumó su quinto triunfo consecutivo en la competición continental.

A falta de que jueguen sus partidos Barcelona y Mónaco, el grupo vitoriano está entre los más destacados tras quince jornadas.

Tras un primer cuarto con fallos, el segundo asaltó fue clave a fin de que los de Joan Peñarroya sintiesen las experiencias de los últimos partidos y comenzaran a marcar distancias con su contrincante.

Vanja Marinkovic fue el mucho más inspirado con 22 puntos, si bien hasta ocho players superaron la decena de créditos de opinión.

Los chispazos de Toko Shengelia y Marco Bellinelli no fueron suficientes en una Virtus que echó de menos mucho más fondo de armario.

A los 2 equipos les costó ingresar en el partido, más que nada al Baskonia, que cometió múltiples pérdidas no forzadas que, no obstante, la Virtus no ha podido explotar. Además de esto, Markus Howard encendió las alarmas de los vascos en el momento en que se retiró a vestuarios con afecciones en la espalda tras su primera canasta, si bien regresó a la pista antes de terminar el primer acto.

Toko Shenegelia y Milos Teodosic acapararon bastante juego en los primeros asaltos, pero los locales mejoraron con la entrada en pista de Pierrià Henry y cinco puntos de Vanja Marinkovic brindaron la vuelta al marcador. Jaiteh padecía con la defensa sobre Maik Kotsar.

La energía blaugrana subió múltiples puntos, si bien no se reflejó en el marcador -17-14 en el final del primer cuarto- pese a los tiros libres errados por el cuadro italiano, que tuvo mucho más equilibrio con la entrada de Ismael Bako.

El aparato de Joan Peñarroya engrasó la maquinaria desde la línea de 6,75 y no dejó de imprimir agilidad a sus acciones.

Los de Sergio Scariolo no aprovecharon las segundas opciones que les dio el choque ofensivo y los vascos han comenzado a abrir el primer hueco del partido con un parcial de 11-0 que puso un 36-21.

El técnico transalpino procuró mudar el paso de los locales con una defensa en región de la que se aprovechó Maik Kotsar bajo el aro para contrarrestar los 2 triples sucesivos de la Virtus, que tuvo adversidades en la rotación del aparato gracias a los players lesionados con los que no ha podido contar en Vitoria.

El Baskonia recobró experiencias en el segundo ataque y salió al reposo con un 45-31 a favor.

El exbaskonista Toko Shengelia tiró de galones con 10 puntos sucesivos para su aparato tras el paso por vestuarios, el georgiano fue mayor a sus pares en el uno contra uno y mandó al banquillo a Matt Costello y Daulton Hommes con inconvenientes de faltas.

Los baskonistas controlaron el empuje italiano y Steven Enoch amortiguó a una Virtus que terminó mejor el tercer ataque con un 0-8 que puso un 63-51.

Marco Bellinelli amplió el parcial con un nuevo triple que abrió el último intérvalo de tiempo, pero Vanja Marinkovic rompió la inclinación con ocho puntos sucesivos, tras coger el testigo anotador de Markus Howard, que no jugó en la segunda mitad por afecciones físicas.

Cada triple italiano era respondido por los locales, pero los de Sergio Scariolo ahora habían vuelto al partido para entonces.

Siete puntos seguidos de Nico Mannion apretaron el electrónico 78-72 a 4 minutos del final, pero el Baskonia reaccionó para sostener a raya a su contrincante, que regresó a la región como último recurso, con Shengelia como único interior.

Los de Scariolo lo procuraron hasta el desenlace, pero los blaugranas controlaron el choque y sumaron su quinta victoria en Euroliga tras el 90-79 definitivo.