El acuerdo definitivo para el traslado del Hospital Clínic al espacio que hoy en día llenan las pistas deportivas de la Universitat de Barcelona (UB), en la parte alta de la Diagonal, va a llegar en el primer mes del año.

Tras años de espera y múltiples emplazamientos descartados, como la Escuela Industrial, la Fira de Montjuïc o el cuartel del Bruc, todo está próximo a fin de que las gestiones implicadas den luz verde al emprendimiento. No obstante, quedan ciertos puntos que pulimentar, con lo que el Clínic va a despedir el año sin una fecha establecida para el arranque de la ampliación.

Flecos atentos

Las pistas deportivas de la UB contaron, por último, con el aval técnico como localización preferente para recinto hospitalario. No obstante, todavía «falta escoger qué instrumento urbanístico se emplea para compensar a la UB por los terrenos que dejaría de usar (permuta, cesión sin costo, etcétera), la financiación que contribuye cada administración o los servicios precisos que se quedan en el presente Clínic de la calle Villarroel», asegura El Periódico

De esta forma, el traslado a la Diagonal es ya un hecho con el que coincide la comisión interinstitucional, formada por la Generalitat de Catalunya, el Municipio de Barcelona, la Diputación de Barcelona, la Universitat de Barcelona y el Hospital Clínic, pero el pleno consenso todavía no se alcanzó. El único político que hizo afirmaciones públicas con en comparación con viable acuerdo fué el socialista Jaume Collboni, quien aseveró este martes a Betevè, que «no es un convenio que esté firmado, pero está muy maduro y a puntito de escapar del horno».