El CP Villarrobledo empieza la segunda vuelta con la visita al Municipal de Virgen de la Caridad del Azuqueca a las 12 horas. Un partido clave por la proximidad entre los dos conjuntos, con lo que la victoria significaría para unos subir puestos en la tabla y para los otros alejarse de su contrincante.

El aparato de José Luis Fuentes procurará no solamente los tres puntos en juego, asimismo sobrepasar el golaverage, en este momento perdido por el 2-1 que se causó en la primera día de liga en Azuqueca.

El contrincante no sabe lo que es ganar fuera de casa, pero amontona cinco empates como visitante, al paso que el Villarrobledo tuvo inconvenientes en sus últimos partidos como local, con derrota en oposición al Villarrubia (1-0) y empate con el Villacañas en la última día (0-0). La carencia de gol está condenando al grupo de Fuentes, ya que solo transporta 11, el segundo peor registro del conjunto.

El técnico puede regresar a tener Biho, superada su lesión, una  buena nueva pues es un jugador esencial en el altercado. Asimismo el último fichaje, David Valverde, que llega para remarcar la una parte de arriba, donde puede accionar tanto como delantero centro como por las dos bandas.

El Azuqueca llega al partido con las bajas de Gonchi, Gonzalo y Lucas.