El Gobierno anunció este viernes que aprobará, en la próxima asamblea del Consejo de Ministros, agrandar un par de años auxiliares el período de desinversión del Estado en Caixabank. Con este acuerdo, se prorroga hasta diciembre de 2025 la fecha límite para la venta de la participación que sostiene el FROB en la entidad encabezada por José Ignacio Goirigolzarri.

En un aviso, el Gobierno explicó que la ampliación «persigue garantizar una mayor eficacia en la utilización de los elementos públicos, maximizando el valor de restauración de la participación del Estado y respondiendo de este modo «al propósito último de resguardar el interés general«.

Participación estatal

En este contexto, el Ministerio de Temas Económicos ha apuntado que el desarrollo de desinversión debe tener en consideración «el contexto de hoy de indecisión y elevada volatilidad en los mercados», tal como «el potencial de la acción» de Caixabank para «proseguir evolucionando de forma conveniente, en un ambiente de géneros de interés en alza».

Hoy día, el FROB sostiene una sola participación activa, que se inició en 2013 con la adquisición, mediante BFA, del 68,69% de Bankia. Tras la fusión por absorción por Caixabank, el FROB consiguió una participación de 16,12% en el capital de Caixabank.

Un par de años mucho más de período

También, y tras la finalización del programa de compra de acciones y la reducción de capital aprobada este jueves por la entidad, esta participación se ubica precisamente en el 17,3%.

Esta va a ser la cuarta ampliación del período inicial de venta que se efectúa. La primera se aprobó en el último mes del año de 2016, la segunda en 2018 y la última en el mes de febrero de 2021, con una extensión del período de desinversión hasta diciembre de 2023. Con el acuerdo de Consejo de Ministros se ampliará la fecha de hoy hasta diciembre de 2025, ha recordado el Ejecutivo.