El Govern dejó en vía fallecida el plan de la CUP de internalizar el transporte sanitario en Cataluña y ahora da los primeros pasos para abrir el certamen de ambulancias de 1.000 millones de euros, el más esencial de España, y que se publicará en 2025. El Ejecutivo, por medio del Sistema de Urgencias Médicas (SEM) está quemando etapas preliminares y, hasta la actualidad, lo considerable son las salvaguardas anticorrupción para eludir la predominación convergente en sanidad, que marcó el previo certamen en 2015. 

Lo comentan fuentes del campo sanitario, que resaltan que el SEM está peinando el mercado antes de divulgar la licitación en primavera de 2025. Lo hace a través de «consultas de mercado» como esta, que procuran entender qué tecnología que existe hay antes de redactar y difundir los pliegos de contratación. Más esencial si cabe, las consultas son hasta 2035, a diez años vista. 

No va a haber internalización (por el momento)

Ello significa que el SEM prepara ahora la macrolicitación de ambulancias en Cataluña. Con esto, se enfría la proposición no de ley que se prosigue en el Parlament, y que presentó la CUP, a fin de que Urgencias de Cataluña «pasara a administrar» el transporte urgente y no urgente «con la finalización de los contratos con compañías privadas». No va a pasar, con lo que el Govern, por medio del SEM, descafeína esa ponencia, que los antisistema presentaron en el mes de julio de 2021 y que en el mes de noviembre del mismo año pasó por el pleno. 

Anna Fontquerni, novedosa gerente del SEM, en una comparecencia previo / Cedida

El Govern a solas de ERC se distancia de esa proposición y comienza a elaborar otra externalización en sanidad. La mayor. «Era inimaginable que Urgencias pasara a administrar 4.000 trabajadores y 800 automóviles mucho más que en este momento trabajan los privados. La compañía pública no tiene aptitud operativa ni económica», enseña un directivo del campo. 

‘Cláusulas anticorrupción’

Por este motivo, la Administración autonómica ahora se prepara para licitar nuevamente. Y por el momento, lo que se ve son cláusulas anticorrupción. «Las consultas del mercado tienen como propósito evitar lo que pasó en 2015: Urgencias licitó sin conocimiento profundo y ciertos distribuidores le colaron lo que desearon», enseña otro prominente cargo de la industria. Por distribuidores mencionan, como explicó este medio, a Bergadana, la carrocera de los automóviles del SEM y los Mossos d’Esquadra que hasta la actualidad se llevaba la mayor parte de enormes concursos de la administración. 

Por el momento no. Como explicó este medio, Bergadana, un conjunto similar empresial a Junts, comenzó a perder los contratos históricos que tenía amarrados. «Es el comienzo del fin de la predominación convergente en la sanidad. Cabe rememorar que Bergadana, cuyos directivos apoyaron el procés independentista, presentaba sus automóviles en la sede del CatSalut. Una compañía privada usando un edificio público del que después va a ser contratista para enseñar sus noticias. Era descarado», lamentan. 

Y agregan una coda: «Descarado fue que en el previo certamen de 2015 solo las neveras de las ambulancias de Bergadana Cumplían. Mucho más que provocador, era de juzgado de guarda». 

El aparato de Fontquerni limpia el ámbito

Eses esfuerzo por despedir el campo convergente del ambiente de la Administración sanitaria catalana la lidera Anna Fontquerni en el SEM. La novedosa gerente de Urgencias de Cataluña «conoce lo que pasó en 2015, ya que era directiva territorial en la Cataluña Central», y desea evitarlo a toda costa. Comenzando por la predominación de Bergadana, pero yendo mucho más allí. «Es cansado improbable que Ambulancias Egara repita los tres lotes que ganó hace ocho años tras conocerse la predominación de los hombres de David Madí«. 

Sea como fuere, lo que no va a pasar es la carta blanca que tuvieron el entonces directivo del CatSalut, Josep Maria Padrosa, y su número 2, Jaume Heredia, en aquella macrolicitación. «Se encontraba todo repartido antes que se fallase el certamen. Ciertos dosieres de compañías privadas los presentaron bufetes que asimismo trabajaban con el CatSalut. Hubo asambleas en hoteles entre directivos públicos y privados para repartir la adjudicación. Fue una merienda de negros«, describen. 

Algarada o no, Padrosa terminó fulminado por el exconseller de Salud Toni Comín. Se llevó a Heredia al Hospital de Olot, a quien ascendió a directivo médico en 2020. Sin certamen público. 

El negocio de las ambulancias

Lo que subyace en los renovados sacrificios del SEM para eludir otra manipulación del certamen es el negocio del transporte sanitario en España. Crónica Global ahora explicó que los enormes conjuntos como Ferrovial y Activa se están retirando del ámbito tras haber irrumpido en él. Lo dejan a manos de los operadores habituales y ciertos enormes conjuntos de todo el mundo, como la danesa Falck. Se da por descontado que los pequeños se juntarán en unión temporal de compañías y los enormes concurrirán sin inconvenientes al certamen catalán. 

Josep Maria Padrosa, exdirector del CatSalud

Josep Maria Padrosa, exdirector del CatSalut / CG

«Va a venir todo el planeta. La última vez fue un caos, pero en esta ocasión se presentará todo el planeta. Cataluña son 1.000 millones a diez años, el mayor certamen de España y el mucho más respetado. Pasara lo que pasara la pasada edición, en 2025 volverá a haber guerra», concluyen desde el ámbito.