Pascal Billard, directivo general del cinco estrellas de Barcelona, entra en la adquisición, administración y orientación turística tras quedarse solo adelante del negocio