El estado de salud del jefe de la Comandancia de la Guarda Civil de Barcelona, el coronel Pedro Antonio Pizarro de Medina, “evoluciona favorablemente” después de las lesiones sufridas en un incidente de tráfico ocurrido el pasado martes en Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

Si bien todavía se prevé que prosiga ingresado un tiempo, la vida del policía “no corre riesgo”, como han informado fuentes próximas a la Guarda Civil a Europa Press.

El incidente

El hecho sucedió en una región industrial de la ciudad en el momento en que el conductor de otro vehículo se estrelló contra el vehículo en el que viajaba el mando del Centro Armado. El motivo del incidente dio positivo en el control de alcoholemia.

La policía del ayuntamiento detuvo al conductor exactamente el mismo martes y los Mossos d’Esquadra se encargaron de las diligencias. En este preciso momento, tras pasar predisposición judicial, está en independencia con cargos y le fué retirado el permiso de conducir. Va a deber comparecer frente al juez los días 1 y 15 de cada mes.