A pesar de que el Real La capital de españa no posee emergencias por remarcar su aparato, y semeja que no lo va a hacer en el próximo mercado de invierno, el cuadro merengue ahora piensa más adelante y, según adelantó ayer Marca, habría puesto sus ojos en entre los players revelación del Mundial: Josko Gvardiol. 

El defensa, que en la actualidad milita en el Leipzig, fue un muro prácticamente infranqueable en la zaga de una Croacia que volvió a asombrar al planeta con su tercer puesto, dejando por el sendero a una de las considerables preferidas al título como Brasil.

Si bien Gvardiol ahora era entre las firmes promesas en cierne del Viejo Conjunto de naciones, su actuación en la Copa del Planeta lo ha puesto en la lista de refuerzos de los enormes conjuntos que compiten en la Champions. 

Exactamente, la Liga de Vencedores unió los caminos del grupo merengue y del central balcánico esta temporada, al encuadrarlos en exactamente el mismo conjunto. El aparato de Carlo Ancelotti se impuso sin visibles inconvenientes al Leipzig en el Santiago Bernabéu, sin el croata en el once inicial. Más tarde, en Alemania, el La capital de españa flaqueó y cayó en un acercamiento en el que nuestro Gvardiol adelantó a su aparato al salir de un córner, a balón parado, como cerró su actuación en la Copa del Planeta frente Marruecos.

Su poderío aéreo es uno de las virtudes que ha llamado la atención del bloque de Chamartín, que adolece de determinado equilibrio defensivo en una campaña donde David Alaba no juega al nivel de la pasada.

Reajuste

La llegada del balcánico podría ocasionar un reajuste defensivo a fin de que este encontrase acomodo al lado de otro central joven como Éder Militao, en el que Alaba se desplazaría hacia el del costado izquierdo para llenar esa demarcación al lado de un Ferland Mendy que asimismo se está exponiendo algo irregular.

Leo Messi fue el único con la capacidad de sobrepasar (y hasta torear) a un defensor que, según Transfermarkt, ha alto su precio hasta los 60 millones de euros.