Un coche del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Toledo ha autorizado al Municipio de Talavera al desalojo de los ocupantes (Gypisa) de las instalaciones municipales del matadero y a ingresar en exactamente las mismas, algo que ocurrió esta mañana.

En una publicación oficial, el Municipio de la región ha asegurado que toda la tramitación administrativa relativa al desalojo de Gypisa de las instalaciones del matadero municipal se ha realizado con un «aprensivo respeto por la legalidad y la transparencia, velando por los intereses de la región», con lo que siempre y en todo momento “cumplirá y va a hacer cumplir la ley”, ha aseverado.

Asimismo ha manifestado que en estos instantes, «no hay ninguna resolución judicial que no permita al Municipio la toma de posesión o entrada al inmueble» y ha recordado que, hasta hoy, todas y cada una de las resoluciones judiciales que fueron dictadas -un total de seis- dieron la razón al Consistorio.

Del mismo modo, ha señalado que el Consistorio ha actuado en todo instante en cumplimiento de los convocados coches y sentencias, con lo que indicó que el Municipio «proseguirá velando por los intereses de la región», ya que, por encima de todas las cosas, «cumplirá y va a hacer cumplir la ley».

El Municipio de Talavera ha recordado que Gypisa no concurrió a la licitación en el trámite administrativo para seguir construyendo la actividad en el matadero municipal, si bien ha denunciado que siguió ocupando estas dependencias provocando «pérdidas económicas para todos y cada uno de los talaveranos».

Desde abril ocupando las instalaciones de manera irregular

El Consistorio talaverano ha señalado que la compañía Gypisa transporta ocupando desde abril de 2022 de forma irregular las citadas instalaciones y, a pesar de que el Consistorio le requirió para la distribución de las llaves, esta logró ni caso al mismo, lo que forzó al Municipio a soliciar el auxilio judicial.