El Conjunto Municipal del Partido Habitual en La Roda se mostró ayer demasiado crítico con el alcalde, Juan Ramón Amores, a quien culpan de evitar a sus concejales el ingreso a las proyectos de la Posada del Sol.

En un aviso publicado por el PP rodense se asegura que los ediles de su capacitación

en el Consistorio rodense tuvieron conocimiento de que múltiples profesionales municipales iban a conocer el sitio, con lo que solicitaron permiso por su parte para lograr entrar a ellas.

No obstante, aseguran, se les rechazó el permiso y se les ofreció como opción alternativa sumarse a una próxima visita a las proyectos que van a hacer representantes del Gobierno de España.

«No nos semeja de recibo que tras prácticamente un año pidiendo poder entrar a las proyectos, de que en el mes de febrero se nos afirmara que se iba a ordenar una visita por la parte de la dirección de obra en este momento, se nos remita a una visita institucional de representantes del gobierno de España para la que no hay fecha y, mientras que, las proyectos prosiguen su marcha sin que haya ni control ni fiscalización por la parte del único conjunto de oposición en el Municipio de La Roda», apuntó el concejal del PP local, Juan Luis Carrasco.