La representante del PSOE de Castilla-La Mácula, Cristina Maestre, ha adelantado que en la precampaña electoral que se puso en marcha y con la visión puesta en las autonómicas y municipales del próximo mes de mayo los socialistas van a construir un argumentario que da un giro cerca de premisas como la «proximidad y disponibilidad» del presidente regional, Emiliano García-Page, la enorme fuerza municipalista que acumula en estos instantes la capacitación, o aun no dejar de rememorar la herencia recibida del previo Gobierno del Partido Habitual en la legislatura 2011-2015.

 

En un reportaje con Europa Press, ha recordado que más allá de que resta por enfrente algún «acto simbólico» para enseñar de manera oficial a Emiliano García-Page como candidato y con el horizonte de mediados de marzo para constituir las candidaturas provinciales, la maquinaria ahora está aceitada para enfrentar este intérvalo de tiempo electoral de 2023.

Entre los enormes activos electorales que el PSOE desea exhibir en el momento de trasmitir su alegato es «el liderazgo y la proximidad» del presente presidente regional, una figura «alcanzable, a la que la multitud puede tocar» y que logró «una mayoría absolutísima» en 2019 para gobernar en Castilla-La Mácula.

Un presidente que, más allá de tener esa mayoría absoluta, «no se creció ni ha caído en la soberbia, sino más bien todo lo opuesto, siendo poco a poco más humilde, próximo y sensato», una manera de trabajar que «los ciudadanos valoran y respaldan».

«En esta campaña vamos a impulsar ese perfil, que es lo que todo el planeta ve. Un presidente próximo, al que no le importa decir lo que piensa. Y con ese perfil haremos una campaña en positivo, contando lo que hicimos y presentando un modelo de trabajo que se apoya en la seguridad en tiempos de polarización», ha añadido.

En este momento el PSOE desea explotar los mensajes de campaña electoral para «enseñar en bulto y con lacito» todos y cada uno de los logros logrados a lo largo de las últimas 2 legislaturas.

«Asaltos desmesurados de Núñez»

Por el contrario, Maestre mencionó de la «polarización» que a su juicio quiere el Partido Habitual y su candidato, Paco Núñez, que «estará en persistente ataque y en sus excesos verbales, en el negacionismo y en la demagogia» contra la que el PSOE desea «pelear».

«En frente de los insultos, vamos a dar proposiciones, rendición de cuentas y confrontación de modelos jugando con la memoria», indicó, agregando aquí que los ciudadanos prosiguen recordando que «hubo un Gobierno en esta tierra que no fue del PSOE y que en instantes de crisis tuvo respuestas diferentes, las de la tijera y las de gobernar con odio y resentimiento».

Para Maestre, el «modelo» que quiere el PP es el de «estirar el chicle de la polarización», lo que a su juicio significa «una debilidad grande» y revela que Núñez es «un candidato cogido entre alfileres».

En este contexto, puso de manifiesto el ejemplo del líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, quien exhibe «respeto y cuenta» por Emiliano García-Page.

Todos y cada uno de los aspirantes van a quedar establecidos entre febrero y marzo

El PSOE ahora trabaja en concretar las candidaturas municipales para hallar enseñar letrero en todos y cada uno de los ayuntamientos de la Red social Autónoma, con un bagaje que a juicio de Maestre es de «un magnífico trabajo» en todos y cada uno de los ayuntamientos donde se ha gobernado a lo largo de este orden.

De esta forma, entre febrero y marzo se va a cerrar el círculo y van a quedar designados los 919 aspirantes, con una fórmula fundamentada en que «allí donde ahora se ha funcionado, no se marcha a mudar» de cara en el momento de soliciar el voto.

«Contamos alcaldes que hacen un trabajo magnífico y de este modo lo hicieron en tiempo de contrariedad. Más allá de la pandemia y a la crisis por Ucrania, supieron cristalizar proyectos merced a fondos de europa con una aceptable administración que vender», indicó.

Así, ese «tirón municipal» que tiene el PSOE, que rige en una gran parte de las localidades mucho más esenciales de la zona, será usado asimismo en campaña para «agregar varios votos» a la opción de García-Page como líder autonómico.

Pero, de la misma manera que los alcaldes socialistas «sumarán voto a García-Page», va a ocurrir lo opuesto, puesto que el presente presidente como candidato socialista dejará del mismo modo, según Maestre, «agregar varios votos en los ayuntamientos».