El Sevilla anunció este miércoles la destitución de Julen Lopetegui como entrenador del aparato, tras su derrota por 1-4 en la Liga de Vencedores frente al Borussia Dortmund alemán, una resolución que había adelantado minutos antes el técnico vasco, que llegó en el mes de julio de 2019 a un club al que logró vencedor de la Liga Europa 2020.

«Lopetegui cierra una triunfadora etapa con tres espléndidas campañas en las que se consiguieron con creces los objetivos y una cuarta temporada donde, no obstante, los desenlaces no han acompañado, sumando el Sevilla FC cinco puntos de 21 probables en LaLiga», precisó en un aviso el club hispalense.

El guipuzcoano, que se despidió en el césped del sevillismo tras la goleada encajada en oposición al Dortmund, deja el banquillo del Sevilla tras 170 partidos -121 de LaLiga, 15 de Copa del Rey, 16 de la Europa League, 17 de la Champions y uno en la Supercopa europea, y con un título de la Liga Europa en sus vitrinas (2020), el máximo récord de puntos en Liga (77 en la 2020-21) y un Premio Zamora logrado en la pasada campaña por el marroquí Yassine Bono.

Estas cantidades, según precisó del mismo modo el club del vecindario de Nervión, transforma al de Asteasu en el quinto técnico con mucho más partidos oficiales de la historia sevillista tras Joaquín Caparrós, Unai Emery, Manolo Cardo y Ramón Encinas, con un cómputo de 89 victorias, 45 empates y 36 derrotas.

Este apunte ubica, además de esto, al técnico destituido en el tercer puesto histórico de entrenadores con mucho más triunfos en partidos oficiales, solo tras Caparrós y Emery.

«Lopetegui va a quedar para toda la vida en lo mucho más granado de la historia del Sevilla FC por la refulgente consecución de la sexta UEFA Europa League en la temporada 2019/20, la primera en el cargo, que le dio entrada al selecto club de siete entrenadores que han levantado un título nacional o en todo el mundo en Nervión», destacó el club.

Añadió que asimismo consiguió logrado el «jalón histórico de hallar tres clasificaciones sucesivas para la Liga de Vencedores vía LaLiga, con un total de 222 puntos en 121 jornadas», entre otros muchos logros y récords.

El Sevilla notificó de que ha brindado a Julen Lopetegui la opción de «poder despedirse públicamente en las instalaciones del Ramón Sánchez-Pizjuán», a la par que ha señalado y complacido «la experiencia y el buen realizar del técnico vasco en los mucho más de tres años que estuvo en la vivienda», y le ha esperado «la mejor de las suertes y los mayores éxitos en sus nuevos proyectos expertos».

Justo en sus primeras afirmaciones tras el acercamiento contra el Dortmund, en los micrófonos de Movistar, el entrenador vasco, de 56 años, expresó su agradecimiento al Sevilla y a su «espléndida afición» por los tres años y tres meses que estuvo en el banquillo hispalense.

Lopetegui no deseó reforzar en los datos de su marcha, pero mencionó que se ha despedido de los que fueron sus players y resaltó el acompañamiento recibido por la parte de la afición sevillista, que es «muy riguroso», más allá de que remarcó que «hay que comprenderla y respetarla».