La situación meteorológica va a mejorar el jueves al paso de un frente caluroso, que va a traer una masa de aire tibia y es bastante posible que desde el viernes vuelva paulativamente la seguridad en la Península y Baleares, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las ráfagas de viento realmente fuertes quedan este miércoles limitadas a zonas del tercio oriental y Baleares, y el jueves se acentuará de nuevo de manera transitoria con ingrediente oeste, afectando primordialmente al litoral cantábrico y zonas montañosas del tercio norte y este peninsular.

El temporal marítimo perderá intensidad el día de hoy, empeorando transitoriamente el jueves en el cantábrico, y volviendo a progresar la situación de manera significativa a lo largo del viernes.

Las precipitaciones seguirán el viernes con mucha posibilidad en el cuadrante nordoeste, donde la cota de nieve va a estar sobre los 1.600-1.800 metros, mientras que en el resto, se aguardan calabobos desperdigados, mucho más probables en Pirineos donde la cota de nieve fluctuará cerca de 600-1.000 metros.

El viernes los vientos fuertes se restringirán a la desembocadura del Ebro y zonas altas del Pirineo.

Miércoles con temperaturas «anormalmente bajas»

Según la Aemet, este miércoles, el movimiento del anticiclón atlántico hacia el norte adjuntado con la situación de múltiples borrascas en el centro de Europa, entre aquéllas que está Fien, está favoreciendo la irrupción de una masa aire muy frío, de origen ártico.

Vídeo | La nieve llega a múltiples provincias de CLM, que sostienen la alarma amarilla

Como resultado, las temperaturas son «anormalmente bajas» para la temporada del año, y el día de hoy se prevén nevadas en cotas bajas -entre los 300-600 metros- en la mitad norte peninsular, sin descartarse copos en cotas mucho más bajas.

El representante de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, ha señalado que esta madrugada se ha bajado de 10 grados en negativo en Los Pirineos, y 12 grados en negativo se han registrado en Port Ainé, en Lleida y en Cerler, Huesca, en cotas altas del Pirineo.

Ráfagas de viento

El temporal va a estar acompañado de ráfagas de viento que van a soplar de manera fuerte en el área mediterránea y en Baleares, logrando aun sobrepasar los 100 km por hora en el sur de Tarragona y en el norte de Castellón.

Las condiciones climatológicas afectarán al mar, ya que se alcanzarán olas de hasta 8 metros en el Cantábrico y de 4 metros en el Mediterráneo.

El representante hizo hincapié en que el descenso de las temperaturas va a ser mucho más acusado en el nordoeste peninsular, en el sureste y en Baleares, donde esa bajada puede ser de hasta 8 grados en relación a las registradas el día previo.

Se aguardan nevadas en extensas zonas del tercio norte, que afectarán a múltiples capitales de provincia, con acumulaciones de hasta 10 centímetros en zonas llanas, 20 centímetros sobre 1.000-1.200 metros y espesores aún mucho más significativos en zonas de alta montaña, según la Aemet.

Optimización la situación el jueves 

En el sur peninsular la cota de nieve continuará el día de hoy entre los 500-900 metros, con acumulaciones apreciables en zonas del sur de La Mácula, Jaén y Granada.

El jueves, la situación va a mejorar paulativamente con la entrada de una masa de aire mucho más tibia por el oeste, con nevadas limitadas al tercio norte, y la cota de nieve va a subir por el cuadrante nordoeste peninsular, hasta situarse en 1.500-2.000 metros.

Las precipitaciones rebosantes seguirán en la cornisa cantábrica.

Se registrará un incremento destacable de las temperaturas, con lo que probablemente se empiecen deshielos que, adjuntado con las precipitaciones previstas, va a dar rincón a crecidas en los ríos del tercio norte peninsular, comunica la Aemet.