El empuje del ámbito de los frutos secos en la red social autónoma de Castilla-La Mácula es tal que el valor medio de una hectárea de una explotación almendro o de pistacho es ya mayor que el de una hectárea de olivar y se aproxima poco a poco más al de una hectárea de viñedo.

Esta pertence a las conclusiones del informe Suelo Agrario en España 2022, elaborado por Tinsa, la mayor compañía de opinión de fincas rústicas en España, que  desde el año 2008 efectuó la tasación de sobra de tres millones de hectáreas en todo el país.

Según dicho informe, el valor medio de la hectárea de frutales no cítricos en 2021 en la red social autónoma de Castilla-La Mácula es de 14.200 euros en la situacion de las explotaciones de secano y de 24.400 euros en la situacion de las explotaciones de regadío.

Estos datos ubican a este conjunto de cultivos en un punto intermedio entre el valor medio de la hectárea de olivar y el del viñedo. En la situacion del olivar, el valor promedio de una hectárea de secano es de 12.600 euros y el de una hectárea de regadío es de 21.600.

En lo que se refiere al viñedo, este aún sigue en el top, pero por poco, en tanto que según Tinsa una hectárea de vid de secano tiene un valor medio de 15.300 euros en la zona, al tiempo que la media para una de regadío fue de 25.000 euros a lo largo del pasado ejercicio.

No obstante, estos datos y des tienen una incógnita por aclarar, y sucede que los frutos secos  se juntan en un mismo conjunto con los frutales de hueso, de pepita y sustanciosos, de manera que el apunte concreto para los frutos secos puede ser bastante mayor.

(Mucho más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)