Enagás alcanzó un convenio con la alemana Uniper para obtener una participación del 20% de la de holanda BBL Company, dueña de un gasoducto de 235 km que une Reino Unido y Holanda. La infraestructura tiene una aptitud máxima de 15 millardos de metros cúbicos (bcm) por año de fluído directo entre Balgzand (Holanda) y Bacton (Reino Unido), y de 5 bcm cada un año en sentido inverso.

La transacción, sosten al cumplimiento de las condiciones previstas por el regulador, tuvo un importe aproximado de 75 millones de euros.

Infraestructura clave

Con esta operación, el accionariado de BBL queda repartido de la próxima forma: Gasunie (60%), Fluxys (20%) y Enagás (20%).

Tras el cierre de la adquisición, tres Transmission System Operators –conocidas por las iniciales TSO– van a ser dueños de esta infraestructura clave en la seguridad de suministro de Europa.

Futura red de hidrógeno

Aparte de las condiciones suspensivas comunes respecto a las aprobaciones regulatorias, la transacción está sosten a un derecho de prioridad de los otros copropietarios que ya están de BBL Company.

La interconexión submarina BBL, incluida en el mapa de European Hydrogen Backbone –una idea que implica a 31 TSO de europa que impulsan una futura red de hidrógeno en la Unión Europea–, podría amoldarse para el transporte de hidrógeno verde uniendo los puntos de producción y consumo de Holanda y Reino Unido.