En la naturaleza totémica del libro pesa bastante su condición de soporte del conocimiento y una aureola de superioridad, adecuada con perfección del objeto, que hermosa prácticamente con lo espiritual