La tradición belenística está muy arraigada en nuestra provincia y localidad y todos los años se aúnan novedosas proposiciones, belenes monumentales como el que ha montado la Cofradía de Nuestra Señora del Suplicio, que ha contado con la colaboración de la Diputación Provincial de Albacete. Es una muchacha cofradía con muchas ganas de trabajar y dar, evidentemente en Semana Santa, pero asimismo en estas datas tan entrañables, en las que abren su sede de calle Miguel López de Legazpi número 13, con este belén que se puede conocer, hasta el día 8, en horario de 11 a 13 y de 17 a 20 horas y asimismo hay oportunidad a fin de que los conjuntos se aproximen, solicitándolo en la página web de la cofradía.

El responsable del montaje es Andrés Carretero Jiménez, que comentó a La Tribuna de Albacete que transporta mucho más de 25 años montando belenes, primero el familiar y en este momento, el de Nuestra Señora del Suplicio. Apuntó que «en la cofradía me solicitaron que me ocupara del belén, con mi compañero Juanjo Reyes, vicepresidente y secretario, y nos decidimos, pues la cofradía se creó en 2016 y ahora entonces se charló asimismo de la oportunidad de montar un belén y de esta forma comenzó todo. Recibí ese encargo, pero no solo me he ocupado yo, desde el primer instante he tenido asistencia, pues es cierto que ciertos entornos los tenía hechos, pero hemos incorporado muchas novedades y el grupo, es lo que podemos consultar en este momento».

Este belén, ha dicho Andrés Carretero, «tiene unos 17 m2 y hemos amado recrear lo que es Nazaret, Belén y la vida de la temporada. Lo cierto es que hemos trabajado muchas horas, pues comenzamos a primeros de noviembre con ese montaje, con mi supervisión, pero por supuesto, varios compañeros han aportado su asistencia, realizando muchas cosas, como edificaciones, por servirnos de un ejemplo, aun pan enserio, que logró una compañera de la cofradía y esa colaboración se traduce en este resultado y esa enorme acogida, por el hecho de que fueron varios días de trabajo. En este momento, nos encontramos muy satisfechos con el resultado y pienso que está agradando bastante, puesto que hay rincones muy lindos y las situaciones mucho más representativas, evidentemente, desde el secreto de Jesús al empadronamiento, pasando por la anunciación a los pastores o la carpintería de San José o un mercado realmente bonito que se puso con un suelo de unos 500 ladrillos hechos y pegados a mano, uno a la vez. Asimismo el puerto de Egipto quedó realmente bien. Además de esto, contamos ciertos guiños para los mucho más pequeños».

Las figuras, señaló el belenista, «son de mi compañero Juanjo y mías, puesto que llevamos varios años los dos montando belenes, pero entonces hay cestos o vasijas que se hicieron para este belén, a mano asimismo».

Mucho más de 500 personas pasaron ahora por este belén de Nuestra Señora del Suplicio y, como apuntó Andrés Carretero, «todavía quedan días para arrimarse a nuestra sede, con entrada gratis. Es algo que empieza en este momento, pero que deseamos que siga varios años y se expanda, igual que nuestra cofradía, con varios proyectos por el hecho de que nos encontramos tratando conformar una banda y procuramos costaleros para poder ver si tenemos la posibilidad de sacar a Nuestra Señora del Martirio a costal, pues el trono es realmente bonito».