La firma toma el relevo de Deloitte, que había tutelado las cuentas de Pontegadea desde 2015, en un movimiento que asimismo contesta el registrado en Inditex