El directivo general de la fundación Mobile World Capital (MWCapital), Francesc Fajula, aseguró este domingo que el Mobile World Congress (MWC) es «un detonante completamente clave» para la transformación tecnológica de Barcelona. El profesional reemplazó el año pasado a Carlos Grau adelante del consorcio público-privado.

Lo dijo en su alegato del almuerzo Mobile Lunch, al lado del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès; la asesora de Estado de Sabiduría Artificial y Digitalización, Carme Artigas; la teniente de alcalde de Transición Digital de Barcelona, Laia Bonet, y el directivo general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga, entre cerca de 300 convidados.

Espacio digital «mucho más ético»

Para él, es el instante de «proponer ideas ambiciosas en un largo plazo» en Barcelona, Cataluña y toda España, como el hub digital que desde el MWCapital desean que sea Barcelona.

Autoridades reunidas en el Mobile Lunch de 2023 / EP

«Barcelona tiene una ocasión completamente única de hacer un nuevo espacio digital mucho más ético y sostenible, y producir paralelamente un modelo competitivo, productivo y resiliente que se ajuste al instante de cambio de hoy», ha añadido.

Alén del 5G

Aseguró que el propósito de la fundación es que se pase del Internet de las Cosas «al internet de los sentidos, donde las vivencias sean poco a poco más enriquecedoras merced a la tecnología».

En esta edición, la fundación desea «prestar a la sociedad qué viene tras la conectividad 5G y qué dejan estas tecnologías» mediante la ruta Feel The Technology.

Carme Artigas

Por su lado, Artigas ha erigido la feria de telefonía como «un éxito de país y un fundamento de orgullo nacional».

Ha recordado que esta edición del congreso prevé acoger a mucho más de 80.000 visitantes y ha festejado que el éxito del MWC anima al Gobierno a «proteger la digitalización del Estado con una observación extendida».