12 compañías catalanas se declaran en certamen de acreedores frente a los tribunales mercantiles a lo largo de la última semana