Ferrovial va a repetir adelante del 061, el teléfono de urgencia que es la entrada del sistema sanitario en Cataluña. El conglomerado ha convalidado la externalización por 50 millones de euros a través de su participada Serveo más allá de las múltiples polémicas en los últimos tiempos adelante del dial. 

Como avanzó este medio, Serveo es el ganador de la licitación del teléfono 061 que ha realizado el Sistema de Urgencias Médicas (SEM). La participada se hace con la contrata a un par de años mucho más prórroga de 48,75 millones de euros. No piensa una machada, por cuanto no había ninguna otra compañía interesada en concursar

Las novedades laborales, en el aire

Tras actualizar adelante de esta externalización, la participada del conjunto de Ignacio Madridejos va a deber integrar las actualizaciones laborales que se acordaron hace precisamente un año atrás, en el momento en que el plantel del 061 puso punto y final a una huelga que solicitaba adelantos retributivos y de conciliación, entre otros muchos. 

A pesar de que hace 12 meses de aquella entente que puso fin a la movilización, la filial de Ferrovial –asimismo participada por Portobello– no tuvo a bien realizar el pacto, insisten fuentes sindicales. 

Investigación de Cuentas

También, Serveo va a deber recobrar la seguridad del SEM tras incurrir en disputa por los sobrepagos que recibió en otra contrata de Urgencias de Cataluña, la de los rastreadores de coronavirus a través de scouts

El pago de pluses con relación al servicio prestado lo denunció la Sindicatura de Cuentas, que lo derivó al Tribunal de Cuentas por si acaso incurrieran responsabilidades contables. El Departamento de Salud anunció una auditoría de la que nada se conoce. 

Internalización que no llega

Hay un tercer elemento. Serveo revalida su contrato con Urgencias de Cataluña a pesar de que el Govern se ha puesto en compromiso en cuando menos un par de ocasiones a estudiar la internacionalización del dial. 

Lo deslizó a principio de legislatura para cautivar a la CUP, y volvió a publicar la iniciativa desde medios nacionalistas antes de pactar los Capitales de la Generalitat de Cataluña para 2023 con los recurrentes. En ninguna de las un par de ocasiones se ha concretado esa promesa.