Arropado por el presidente regional del partido, Paco Núñez; la dirección nacional con Miguel Tellado, y múltiples cientos y cientos de componentes del PP que se habían congregado para apoyarle, Carlos Velázquez dió sus primeros pasos como candidato a la Alcaldía de Toledo, la joya de la corona entre las ciudades de Castilla-La Mácula. «Deseo que Toledo vuelva a ser entre las ciudades mucho más esenciales de España y no una sucursal de Sánchez», dijo en su presentación en un acto público en el lugar de comidas Venta de Aires. Fotografías: Sara M. Trevejo