El Municipio de Hellín comienza  2023 con una bajada de impuestos, tras la entrada en vigor de un cambio en la ordenanza que regula la app del impuesto sobre recursos inmuebles (IBI), una vez finalizado el intérvalo de tiempo obligación de exposición pública de su contenido.

Según los cambios introducidos en esta ordenanza, desde este momento, los modelos impositivos para las fincas urbanas y rústicas experimentarán una reducción en relación a 2021. Por otra parte, el tipo para los inmuebles «destacables» experimentará un aumento.

De esta forma, el tipo impositivo para las fincas urbanas ubicadas en el término municipal pasa del 0,816% en 2022 al 0,775% en 2023; de la misma manera, el tipo para las fincas rústicas experimenta un cambio afín, pasando del 0,466% en 2022 al 0,443% en 2023.

Pero, al tiempo, el tipo impositivo del impuesto sobre recursos inmuebles en el concejo de Hellín a lo largo de 2023 para los inmuebles ‘destacables’ incrementa, al pasar del 1,24% que se aplicaba en 2022 al 1,30% que se va a aplicar en 2023. Conque el interrogante es: ¿qué son estos inmuebles ‘destacables’?.

Grosso modo, los ‘recursos inmuebles de peculiaridades destacables’ son enormes infraestructuras que no encajan ni en la definición de bien de naturaleza urbana ni en la de rústica. El producto 8 de la Ley del Catastro Inmobiliario los cuenta de manera precisa: centrales eléctricas, nucleares, de gas. autopistas, rutas, túneles, puertos, aeropuertos y «las presas, saltos de agua y embalses, incluido su lecho o vaso, salvo las destinadas de forma exclusiva al riego».

(Mucho más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)